loader image

Una de muñecos de trapo

Hola espectadorcillos/as,

vamos con un nuevo post de cine. Lamento que no hayáis tenido publicación el pasado mes, una publicación que hubiese sido potente para reivindicar a los/las actores/actrices, directores/as y personajes LGBT en el cine. No obstante, no desesperéis porque tendréis dicha publicación en los próximos meses.

De momento volvemos a la animación, pero una animación un tanto “grotesca”. Número 9, de 2009 es un largometraje de animación 3D, producido y distribuido por Focus Features Films. Fue dirigido por Shane Acker, que también participó en el guion junto a Pamela Pettler. Con la producción de Tim Burton y Timur Bekmambetov, y música a cargo de Danny Elfman y Deborah Lurie, cuenta con el doblaje de celebridades como Elijah Wood (El Señor de los Anillos, Los Crímenes de Oxford), John C. Reilly (Chicago, Corazones de hierro) y Jennifer Connelly (Labyrinth, Hulk).

Brain, una máquina creada por un científico, se revela contra su creador y el resto de la humanidad, llegando a crear un mundo post-apocalíptico carente de vida. La película narra la historia de 9 muñecos de trapo, que son la última creación del científico antes de morir legando en cada uno de ellos un pedazo de su alma, y que deben enfrentarse a la tecnología de Brain para subsistir.

Número 9 es un largometraje que quizás por su estética no fue recomendada para menores de 7 años. Cierto es que guarda una relación temática con la película “WALL-E”, estrenada un año anterior, pero no acaba teniendo unos diseños tan amigables y tiernos, siendo Número 9 algo más drástica en el diseño del entorno acercándose a la estética steampunk.

Los adjetivos con los que se podría identificar la película son post-apocalíptica y futurista. Es cierto que no está ambientada en nuestro tiempo como para considerarla futurista, sino bastantes años más atrás. Pero si se tiene en cuenta la narrativa de algunos fragmentos nos podríamos centrar en una época posterior a la Segunda Guerra Mundial, donde el ser humano miraba al futuro poniendo la esperanza en él y todo lo que traería; cosa que actualmente ocurre, que las personas miran al futuro con las esperanzas puestas en los avances tecnológicos. Además, la estética steampunk que llega a reflejar guarda ideales similares a lo comentado anteriormente.

Visualmente, la película tiene el concepto de la destrucción apocalíptica muy arraigada, dejándose ver a lo largo del filme escenas con una composición llena de ruinas y todo tipo de objetos destrozados. El trabajo de animación 3D es muy destacable y valorado gracias al apoyo de la iluminación que lleva al espectador a centrarse en la historia de manera sorprendente, siendo la luz la que mayormente conforma la ambientación general de la película, destacando una gran cantidad de claroscuros y algunas escenas en clave baja. Y debido a ese trabajo hay escenas donde los temas de electricidad, almas o chispas, dentro de la propia narrativa, son fuertemente visuales y con un contraste espectacular. Por otro lado, el trabajo de color se presenta casi como un complementario a la iluminación, reduciéndose a una gama de varios tonos tierras que se perciben en todo el largometraje, tonos rojos y óxidos para escenas casi turbulentas y alarmantes, verdes y amarillo claros para trabajos efímeros como almas y electricidad. Además, se plantean algunas estéticas en azul para trabajar escenas nocturnas. Partiendo de esto, podemos asemejar la estética de esta película con algunos filmes de Tim Burton, encargado de la producción, como “La Novia Cadáver” o “Pesadillas Antes de Navidad”.  

En lo referido a los personajes y su relación con el entorno se muestra perfectamente la comparativa de tamaños. Abundan los planos generales donde se sitúan a los muñecos de trapo junto a vehículos, libros y los propios edificios dando siempre a entender lo pequeños que son. Además, se muestran fragmentos que tras acciones de observación de los propios muñecos se pasa a encuadres de contrapicado, exagerando aún más la comparativa del tamaño. Por otro lado, hay una completa mímesis entre muñecos y entorno, dando a entender que según la forma de ser del personaje se le asigna el escenario donde se le presenta, el cual va acorde con él. Por ejemplo: 3 y 4 son dos muñecos gemelos mudos que van con capucha y están considerados eruditos, catalogando y almacenando toda información que encuentran a su paso, pues su primera aparición fue en una biblioteca destruida rodeados de libros y donde ellos mismos almacenaban información importante de Brain; 1 es un muñeco arrogante autoproclamado líder del grupo, obsesionado por la protección y mantener a salvo a todos, su primera aparición se da en una iglesia llevando consigo una especie de tendida papal y bajo la mirada, una vidriera con un ángel; 6 es un tímido muñeco pintor considerado loco por algunos de los miembros al estar todo el rato dibujando el mismo símbolo y que habla muy poco teniendo su primera aparición oculto en una pared de la iglesia dibujando en solitario. El entorno donde se presentan a estos personajes revela en cierto modo cómo es el personaje.

Los escenarios están cuidadosamente trabajados. Cierto es que en general se muestra un escenario apocalíptico donde predomina el metal, careciendo de fuente orgánica alguna. Pero es interesante cómo están predispuestos ciertos escenarios para recibir ciertas situaciones y que haya una conexión significativa entre el suceso y el entorno. Por ejemplo: cuando tratan de enterrar el cuerpo de 2, fallecido, hacen un entierro de estilo romano colocando la moneda en los ojos y despidiendo el cadáver en una fuente de la biblioteca, mientras que los tonos azules serenos, la luz y el escenario limpio entre piedra y agua lleva al espectador a una sensación empática con los personajes.

El sonido no es que sea lo menos importante, ya que ayuda a conformar toda la película. En general, va acorde con todas las escenas, es más, en ocasiones se muestra un poco antes a la escena clave como escenas de tensión; mayoritariamente la música acaba siendo bastante tensa en toda la película, salvo alguna que otra escena emotiva como el entierro de 2 o la liberación de las almas casi al final de la película.

Vistas las características se procede a analizar un fragmento del filme. Tras conseguir escapar de Brain, el grupo compuesto por 5 y 9, guiado por 7, alumbrados por una pequeña bombilla, llegan a la biblioteca, un enorme edificio derruido arropada por una azulada penumbra a causa de la noche con estética de caos y desorden más que de apocalipsis.

El grupo llega hasta un enorme libro de cuyas páginas brotan diversos hilos que conectan con multitud de estanterías, estas escenas se muestran mayoritariamente en planos generales para trabajar la comparativa de tamaños entre muñecos y espacio. Los encuadres se reducen a primer plano, tras la aparición de los gemelos 3 y 4 que, atraídos por la bombilla, se aproximan al grupo y empiezan a catalogar información. Tras explicar lo sucedido y revisar el libro grande en busca de respuestas, siguen el hilo, montados en la grúa de los gemelos, que los conduce a una estantería donde uno de ellos proyecta desde sus ojos las respuestas que buscan.

A nivel personal, teniendo en cuenta que la vi hace muchos años, he de comentar que tenía en mente que la película estaba elaborada en stop-motion y no en animación 3D. Al verla recientemente para elaborar el post me he llevado una pequeña decepción. No me refiero a que esté mal realizada, sino que al tratar una historia con muñecos de trapo con esa estética steampunk y sus escenarios hubiese estado muy bien verlo en stop motion. Por ejemplo: el trabajo de creación del muñeco de trapo que vemos al principio de “Los Mundos de Coraline” dirigida por Henry Selick, me parece más acertado que la creación del muñeco que vemos al principio de esta película.

Espero que os haya parecido interesante el post espectadorcillos/as.

Un abrazo y aprovechad el verano para empaparos de series y películas.

Más del autor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicaciones relacionadas

¿Qué te gustaría ver en los posts?

¡Cuéntanos!

Últimas publicaciones

El retorno del gotelé: las texturas en Jíbaro y Arcane

¿Es el gotelé una de las mejores experiencias sensoriales del siglo XX? Probablemente sí, pero, aunque en este siglo nos tenemos que conformar con series como Arcane y Jíbaro, la variedad de texturas y elementos visuales táctiles que utilizan están bastante a la altura.

Con amor, Vincent

¡Buenas tardes artistas! Este mes de julio se ha cumplido el aniversario de la muerte de Vincent Van Gogh, concretamente el 28 de julio de...

Compañerismo y Asociaciones. Más fuerza entre todos.

Llevamos años luchando por cambiar ciertos conceptos hasta ahora preconcebidos que rebajaban el arte hasta las cotas del desinterés. Años intentando rehacer los valores...

¿Quieres estar al tanto de nuevas publicaciones?

Se el primero en enterarte de nuevas publicaciones, reviews, noticias y mucho más.

Perdona (∩º-º)⊃━☆゚.*・。゚ No se puede copiar el contenido de la página