loader image

Nuestra Navidad…tan llena de luz🎵(y gatitos🙀)

¡Saludos!

Hace un par de semanas que entramos de nuevo en este micro-universo aparte, que es la Navidad, donde podemos dejar de lado momentáneamente todas las preocupaciones, y disfrutar de la fiesta de coloreada música y luces.

¿Alguna vez os habéis preguntado, qué hace a la Navidad tan … «Navidesca», «Navidosa», Navideña?

Pues bien, hoy vamos a explorar un poco más acerca de lo que compone los sonidos que ya automáticamente asociamos a Navidad.

¡Comenzamos!

Corría el año de nuestro señor 1200 cuando los cánticos recorrían los pueblos de nuestra tierra… ¡Me aburro!

¡Tienes razón! Vamos a lo divertido.

Los villancicos erán canciones, poesías que se usaban en el pasado (hablando de «muy pasado, mucho pasado, siglo XIII») para relatar las historias de lo sucedido en las comarcas.

Conforme fueron evolucionando se fueron dejando cada vez más de lado de forma rutinaria, no siendo hasta el siglo XIX cuando tras muchas transformaciones se consolidó como género musical, y se desplazaron exclusivamente para los relatos navideños, siendo de temática religiosa en su mayor parte.

Para que no perdamos la costumbre ni las formas, unos villancicos mientras continuamos narrando. Los clásicos renovados en esta lista🎄.

¿Qué hace Navideña a la Navidad?

Si hay algo que hace Navideña a la Navidad, son sus instrumentos, ¡Spoiler!. Si algo hace bien el cerebro (entre otras muchas cosas, claro) es asociar sonidos a eventos concretos, periodos del año, incluso sin que nos demos cuenta.

Los ritmos y la sonoridad de los instrumentos que se eligen es lo que acompaña a la Navidad en estas fechas, sobre todo los villancicos, como mencionamos anteriormente.

Los villancicos son el toque final de las celebraciones familiares en la Navidad. Cantados con demasiado entusiasmo en ocasiones, crean momentos súper divertidos, movidos y llenos de cariño.

Hablando de los instrumentos tradicionales de los villancicos, hay unos cuantos que son bien típicos:

  • La zambomba: Una especie de vasija de barro en forma de cono al revés. Produce su sonido característico frotada con un junco seco.
  • La pandereta: Un tambor mini con platillos. Uno puede tocarla deslizando los dedos por los platillos o dándole palmadas con la mano.
  • La carraca: Es un instrumento de madera que se gira y hace ruido. ¡A los niños les encanta! A los padres…no tanto.
  • Los cascabeles: Que vamos a decir, seguro que el gato de más de uno los lleva. Hacen un sonido agudo muy característico, normalmente lo asociamos con la llegada de Papá Noel.
  • La botella de anís: Bueno, no es un instrumento en sí, pero en cualquier fiesta navideña siempre viene bien levantar el ánimo sacudiendo a golpes una botella y dejando que suene mientras se cantan villancicos.

Estos instrumentos forman parte de la banda sonora navideña que nos acompaña en todo el mundo.

Bandas sonoras asociadas a la Navidad

Y es que seguramente, a muchos de vosotros os pase, que cuando llega esta festiva parte del año automáticamente os vienen a la cabeza ciertos temas, canciones o bandas sonoras.

Porque aparte de juntar varios instrumentos de los que hemos mencionado anteriormente también se hicieron muy populares e incluso de culto.

¡Veamos algunas!

Eduardo Manostijeras
¡Solo en casa!
¡El Polar Express!

Y os estaréis preguntando…¿Pero dónde están los gatitos? ¡Yo he entrado por los gatitos!

Continúe por aquí

🙀

¡Extra para amantes de los gatitos!

Ya me lo agradeceréis 😊🎁❤️.

Contener a un felino curioso y evitar que se lance a trepar por el árbol de Navidad destruyendo medio hogar por el camino puede ser toda una odisea. Aquí van algunas estrategias para mantener a tu minino lejos del árbol:

  • Busca un lugar estratégico para el árbol, donde sea difícil que el gato llegue. Colgar el árbol del techo no es tan loco como suena. Si no puedes, bueno… ¡suerte!
  • Utiliza barreras físicas que frenen la temeridad felina, una buena barrera transparente haciendo de valla de seguridad o una caja de cartón blindada contra ataques gatunos. ¡Atrinchérate, árbol! El enemigo está al acecho.
  • Proporciona al gato un arsenal de juguetes y distracciones alternativas para que se entretenga y no se fije tanto en el árbol. ¡Prioridades!
  • ¡Naranjas! O los olores cítricos, como cáscaras de limón o naranja, a muchos gatos no les gusta. Si no funciona, al menos tu casa olerá…cítrica🍋.
  • Envuelve el árbol en papel de aluminio, ¡a los gatos les da un yuyu tremendo el ruido y el tacto! ¡Parece mágico!

Lo importante es mantener el espíritu navideño sin garras y dientes de por medio 🎄🎁.

¡Nos vemos en la siguiente historia!

Más del autor

Publicaciones relacionadas

¿Qué te gustaría ver en los posts?

¡Cuéntanos!

Últimas publicaciones

¿Qué pasa con la Música en los Goya y otros premios?

¡Muy buenas a todos! Bienvenidos de vuelta una vez más, aquí estamos, y aquí nos adentramos en la sección de música. Hoy vamos a...

Adiós a los enanos de Velázquez en el Museo del Prado

¡Buenas tardes artistas!Hoy os vengo a hablar de un tema que ha salido en varios medios en las últimas semanas. Como veis en el...

Fracasar en pleno siglo XXI es triunfar

¿Abrazar el fracaso es ahora el nuevo punto de partida para comenzar una nueva senda? Cuantas veces hemos escuchado la frase “persigue tus sueños...

¿Quieres estar al tanto de nuevas publicaciones?

Se el primero en enterarte de nuevas publicaciones, reviews, noticias y mucho más.